quinta-feira, junho 29, 2006

GRAN ESTRENO ¡ESTE VERANO! DEL DICCIONARIO DE CREENCIAS Y TRADICIÓN ORAL DE N. L. (EN PRENSA) "¡TOMELE PASELE, PASELE LLEVELE, AQUÍ NO SOMOS PIRATAS!"

"Pero, ¿por qué es necesario relatar historias como ésta? ¿Por qué relatamos historias? (...)
A veces parece que el relato tiene una voluntad propia, la voluntad de ser repetido, de encontrar un oído, un compañero. Así como los camellos cruzan el desierto, los relatos cruzan la soledad de la vida, ofreciendo hospitalidad al que escucha, o buscándola. Lo contrario de un relato no es el silencio o la meditación, sino el olvido. Siempre, siempre, desde el principio, la vida ha jugado con el absurdo. Y dado que el absurdo es el dueño de la baraja y del casino, la vida no puede sino perder. No obstante, el hombre realiza con frecuencia acciones valientes. Entre las menos valientes, aunque eficaz, está el acto de relatar. Estos actos desafían el absurdo. ¿En qué consiste el acto de narrar? Me parece que es una permanente acción en la retaguardia contra la permanente victoria de la vulgaridad y de la estupidez. Los relatos son una declaración permanente de lo vivido en un mundo sordo. Y esto no cambia. Siempre ha sido así. Pero otra cosa que no cambia es el hecho de que a veces ocurren milagros. Y nosotros conocemos los milagros gracias a los relatos."
John Berger


[El arte de la portada y contraportada es de Irving Juárez y del Kolectivo Itinerante]

1 Comments:

Blogger PIEDRAS MARCADAS, CUEVA SAGRADA said...

Muchas felicidades... relatar historias calma a la mar enfurecida y da calma... escuchar relatos da luz y se encuentra el camino, el camino de la fantasia que se vive todos los dias.

Solo nos queda decir, lo único que tenemos es nuestra palabra, la que es retoño de nuestras acciones

3:37 AM  

Postar um comentário

<< Home